La experiencia de Humberto Solórzano, un psicólogo viviendo en Praga


Hoy hemos dado espacio a Humberto Solórzano, quien nos relata su maravillosa experiencia como Psicólogo en Latinoamérica, y ahora radicado y prestando sus servicios en Praga. A continuación la entrevista:


Como psicólogo siempre me he sentido cómodo con el ejercicio terapéutico ya que aunque muchos lo den por supuesto, ser psicólogo no significa ser terapeuta, esta es en realidad una práctica más parecida a alguna actividad artesanal, como quien con cuidado forma una vasija.


El espacio de acompañamiento es dinámico, y lleno de contrastes como las emociones en sí mismas, el encuentro con los clientes y sus historias personales es un espacio privilegiado donde el dolor, la alegría y el cambio son posibles.


Precisamente el cambio y su realidad siempre me ha motivado, tuve por ejemplo una larga experiencia de trabajo con pacientes que sufrían de adicciones, donde los procesos son por naturaleza inestables y acompañados de mucha frustración, mas finalmente el bienestar, libre de idealizaciones, era posible.


Luego de esto busque ser parte de proyectos sociales en diferentes países de Latinoamérica, me alimentaba la duda de comprobar si al trabajar con personas en condiciones desfavorecidas, a pesar de las circunstancias externas- que por supuesto necesitan ser modificadas- también permite encontrar bienestar en el trabajo personal, la contemplación de las emociones y la conciencia en las acciones y aunque a veces he dudado, creo que casi siempre hay un espacio para la agencia, para la apropiación de nuestro mundo, por muy limitada que sea nuestra libertad o nuestros recursos, siempre habita en nosotros, la fuerza donde el cambio puede encenderse.


Esta búsqueda ha curtido en mí, no solo en mis habilidades técnicas en el acompañamiento sino una filosofía y una postura ante la vida que ha diferencia de otras profesiones en este campo es fundamental.


Durante ya más de 7 años he alimentado este espacio trabajo con mi formación como músico y mi contacto con otras artes, he realizado con esto diferentes talleres para favorecer la integración de emociones y experiencias vitales que pueden ser difíciles de asimilar en el transcurso de cualquier vida. Mi formación como psicólogo me permite siempre conservar una postura de sano escepticismo y acompañar mi trabajo con la búsqueda de evidencia con metodologías científicas.


Entiendo por todo esto la terapia como una mezcla de creatividad en la que cliente y terapeuta buscan alternativas a situaciones complejas y escogen la mejor opción con ayuda de la objetividad y la experiencia reunida por la ciencia.


Vivo en Praga por una decisión personal, que era encontrar un lugar común con mi pareja, me parece que es una ciudad que permite combinar mis aficiones adecuadamente ya que por un lado me gustaría concluir mi formación como científico con los estudios de doctorado y por otro me parece un entorno fértil para la música y la búsqueda artística.

___


Puedes visitar la página de Humberto en My Spanish Friendly y encontrar toda la información de contacto como email o teléfono, haciendo click aquí.

4 vistas0 comentarios